El trabajo bien hecho

"la pucha que vale la pena tanto esfuerzo"

Situación actual de la Administración de Consorcios

Ha sido un día muy complicado, difícil, enmarañado agotador quizá para mi función como Administrador de Consorcio. Y me pregunto ¿solamente hoy?. Mejor no remuevo mi mente para atrás por que concluiré que todos los días son iguales y me replantearé severamente si conviene seguir en esta tarea. Todo es difícil en la vida, pero esta es cada vez más difícil.

Contar por ejemplo todas las cosas con las que hoy tuve que lidiar, con todos los problemas que a diario pasan en las distintas comunidades que conforman los edificio de Propiedad Horizontal.

Enumero y seguramente me olvidaré de algunos o muchos quizá: el ascensor que dejó de funcionar, el empleado del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que va a un Consorcio y pide al Encargado el Libro de Ascensores y este le dice que no es su tarea poseerlo y menos mostralo, el propietario que entró en cólera por que recibió una Carta Documento de mi Administración reclamándole el pago de las Expensas que adeuda hace ya varios meses, un reclamo de un propietario que tiene una filtración del baño del departamento de arriba, un Encargado que tuvo un accidente de trabajo y hay que hacer los trámites para derivarlo a la ART que debe atenderlo, ir a pagar Servicios y además Cargas Sociales con dinero que quizá no tengo y por último la mujer que dice tener en su departamento una rata que ya hace bastantes días y que el fumigador no la puede encontrar.

entrevista alejandro Zucotti Interior de la revista - nota
 En octubre de 2012 entrevistaron al gerente de nuestro estudio, en la revista "Reunión de administradores" donde cuenta su experiencia del día a día en su labor como Administrador de consorcios
 

Cuantas y que variadas son las cosas de las que un Administrador debe hacerse cargo. Y si, nada más ni nada menos que lograr que mucha gente, muchas familias, vivan con sus propiedades cuidadas y mantenidas en perfecto estado, que todo esté bien, en lo edilicio, en lo legal, en lo laboral, en lo previsional, en la seguridad y en tantos otros temas que no me alcanzan los dedos de las manos para enumerarlo. Todo a cargo del Administrador de Consorcio, una función muy pocas veces reconocida y menos aún valoradas.

Y si los problemas normales y habituales de los Consorcios ya son muchos, ni pensar en la abundante y tediosa legislación que nos han impuesto y que nos incrementan día a día tareas y responsabilidades nuevas, algunas que parecen redactadas por quienes poco saben de la materia y legislan para una ciudad del Primer Mundo.

Y así aparecen las exigencias de Libros como el de Proveedores con trasfondo Sindical, el control sobre nuestra actividad por un Registro que permanece cerrado desde hace ya varios meses pero que nos obliga por ejemplo a presentar Declaraciones Juradas mediante aplicativos que no están disponibles, y se podrían enumerar muchas más.

Ya siendo las 22 horas y habiendo concluído una Asamblea de Propietarios, mientras ellos suben en el ascensor y están en sus departamentos en pocos segundos, voy en busca de mi vehículo para llegar a mi casa vaya a saber dentro de cuanto tiempo por que me queda aún lidiar con el tránsito de todos los días.

Día difícil no?, diría: como todos.
Llego a mi casa y luego de cenar y reponer fuerzas me recuesto en el sillón del living, miro por último mi celular que no registra ninguna llamada pendiente, lo cierro y pienso: cuanta gente que vive en los Consorcios que administro llegó en su auto, pulsó el control y abrió el portón de la cochera y funcionó, traspasó un Hall de entrada que luce limpio e iluminado, subió a su departamento en un ascensor que funciona bien, esta habilitado y tiene seguro y abrió la puerta de su casa y encontró un ambiente adecuado por que la calefacción central también funciona bien y por eso abrirá las canillas y se encontrará con el agua a temperatura ideal, pudiendo así disfrutar de todas las comodidades por que su edificio está en excelentes condiciones. Y esto es así por que mi función como Administrador está cumplida
Y entonces pienso y me digo, "la pucha que vale la pena tanto esfuerzo"

ALEJANDRO ADRIAN ZUCOTTI